Huermur denuncia numerosos derrumbes en la histórica torre Alcaina en Churra

Huermur ha denunciado en la Consejería de Cultura los derrumbes y el estado de degradación de la Torre Alcaina, una histórica casa torre de la huerta murciana, protegida en el PGOU de Murcia.

Para HUERMUR los daños en esta y otras casas torre de la Huerta se habrían evitado si el Ayuntamiento y la Comunidad no se hubieran opuesto hace unos años a su protección como BIC, que el Ayuntamiento impidió con un informe en contra.

https://www.youtube.com/watch?v=hzUXHiqnBMc&feature=youtu.be

Huermur exige medidas urgentes y efectivas para evitar más derrumbes en la Torre Alcaina, que se encuentra al borde del colapso. En los últimos días este edificio monumental ha sufrido diversos daños en la fachada, a pesar de ser una construcción protegida por el Plan General de Ordenación Urbana de Murcia.

HUERMUR denuncia que estos daños se suman a la caída de parte del tejado, suelos, muros, el hundimiento de la fachada y de parte del torreón, así como numerosos expolios.

 

 

La Asociación para la Conservación de la Huerta y el Patrimonio de Murcia (HUERMUR), ha denunciado en la Dirección General de Bienes Culturales de la CARM los derrumbres, la degradación y la falta de medidas de conservación de la histórica casa Torre Alcaina, una importante edificación histórica ubicada en plena huerta de Churra (Murcia), y protegida en el Plan General de Ordenación de Murcia con grado 2.

Esta torre, claro ejemplo de la arquitectura tradicional de la Huerta de Murcia,  se encuentra junto a la Iglesia y los Pinos de Churra, en un entorno degradado y cuya parcela se encuentra abandonada, a pesar de que el PGOU protege la casa-torre e incluso sus ventanas, rejas y el jardín interior.

En los últimos días miembros de Huermur se personaron en el lugar, alertados por vecinos de la zona, y han podido comprobar el estado de destrucción y degradación en el que se encuentra esta edificación protegida. Se ha realizado un amplio reportaje fotográfico que el colectivo ha aportado a la denuncia presentada en la Dirección General de Bienes Culturales de la CARM.

En esta denuncia ante este órgano de la nueva Consejería de Turismo, Cultura y Medio Ambiente se han aportado pruebas del nuevo derrumbe que ha sufrido la fachada protegida de la torre, así como de los derrumbes de cornisas, tejados, suelos y del torreón que corona la edificación.

La denuncia también refleja los daños que vienen sufriendo algunos elementos que vienen protegidos en la ficha de Torre Alcaina en el PGOU de Murcia, como la rejería, carpintería de puertas y ventanas, así como el jardín del edificio, ubicado en el interior y en la parte trasera de la casa.

Tras la personación de la Policía Local, alertada por los vecinos de la zona, la única medida que se ha llevado a cabo es la colocación de tres tableros y un travesaño, en la zona de la fachada que se vino abajo hace unos días, pero que para HUERMUR es una medida claramente insuficiente, dados los daños en la construcción que están a la vista de todos.

Para esta asociación se hace necesaria una actuación urgente y global, que paralice la acuciante degradación de esta construcción protegida, que evite más derrumbes y que revierta actuaciones poco afortunadas y que distorsionan la imagen del bien, como la colocación de chapas metálicas o el parcheado de la fachada con cemento moderno.

Los derrumbes de la Torre Alcaina se suman a los daños que sufren otras construcciones similares, como la destruida Casa Grande, de Alquerías, cuyo escudo BIC sigue desaparecido, y como Torre Falcón, en Espinardo, de propiedad municipal, cuyo tejado lleva varios años caídos y donde hay una orden autonómica de restauración que no se ha cumplido por el Ayuntamiento. Igualmente, otras torres vienen siendo víctimas del abandono por parte de sus propietarios y por las administraciones públicas, tanto en la Huerta Oeste como en la zona de la Huerta Este.

Esta pérdida patrimonial que supone la degradación y derrumbe de las casas torre, podría haberse revertido si desde la Comunidad Autónoma se hubiera aprobado la protección como Bien de Interés Cultural del conjunto de estas edificaciones, expediente que fue solicitado por HUERMUR y tramitado por la Consejería de Cultura, hasta que el Ayuntamiento de Murcia alegó en contra y consiguió paralizar el expediente.

Autor entrada: HUERMUR

Deja un comentario