Huermur exige que no se deje sin agua a la huerta y a los agricultores

Huermur ha solicitado por registro a la Confederación Hidrográfica del Segura que no se lleve a cabo la reducción de caudales propuesta para las acequias de la huerta de Murcia.

La asociación advierte de los daños medioambientales que generará la falta de agua a la red de riego tradicional de la huerta de Murcia y al ecosistema natural que depende de las acequias.

Huermur ha solicitado a la CHS los informes técnicos y jurídicos que avalan la decisión tomada por el Consejo de Gobierno del organismo de cuenca, así como los estudios que valoran el impacto medioambiental, y las repercusiones al sector agrario y económico.

 

 

La Asociación para la Conservación de la Huerta y el Patrimonio de Murcia (HUERMUR) ha solicitado este martes por registro a la Confederación Hidrográfica del Segura, que no lleve a cabo la reducción de caudales propuesta por el Consejo de Gobierno de la CHS para las acequias de la huerta de Murcia.

Desde Huermur señalan que el caudal que circula por las acequias de la huerta para riego ya es escaso, por lo que su reducción en un 39,9 % supondría no mantener ni tan siquiera un caudal ecológico mínimo que discurra por los cauces de la red de riego tradicional de la huerta, y que aporte suficientes garantías para la preservación de los valores medioambientales de los cauces.

El colectivo conservacionista advierte que cuando se apliquen las restricciones de agua señaladas para la red de riego tradicional de la Huerta de Murcia, se podrían producir daños a la flora y fauna de las acequias de la huerta, incluyendo numerosas especies protegidas por la legislación, que dependen exclusivamente de los caudales que se derivan desde el Azud de la Contraparada en Murcia.

En el mismo sentido, se pronuncian numerosos estudios científicos que avalan los grandes valores ambientales de la red de riego tradicional de la huerta, así como la necesidad del agua que discurre por sus cauces para mantener el ecosistema natural y la vida de flora y fauna que albergan.

Huermur ha indicado a la CHS en el escrito presentado que la normativa en materia de agua establece como segundo uso prioritario del agua, el destinado al regadío y usos agrarios. De esta forma no se entiende, que si se ha de ahorrar agua, se comience por tomar la decisión de que ese ahorro sea a costa del uso agrario, y no de los otros usos que se encuentran en un nivel inferior de prioridad en la ley, como los usos industriales para producción de energía eléctrica, otros usos industriales, acuicultura o usos recreativos, como por ejemplo los campos de golf que abundan en la Región.

Riego en campo de Golf

Igualmente Huermur ha solicitado a la Confederación que se amolde a la necesidad de un caudal ecológico en las acequias, como bien muestra la normativa de aguas, para evitar el deterioro medioambiental y el riesgo para la supervivencia de la flora y fauna de los cauces.

Para Huermur, y como así también lo han indicado numerosos regantes y productores, esta reducción de los caudales para las acequias y azarbes de la huerta pondrá en grave riesgo la viabilidad de las cosechas de temporada, que a día de hoy están pendientes de su recolección y dependen en su totalidad de los riegos provenientes de las acequias. Esta situación podrá incidir negativamente en la economía local e incluso en gran parte de la regional, si finalmente se producen daños a los cultivos por la falta de agua en la huerta de Murcia.

Por último, Huermur ha solicitado los informes técnicos y jurídicos que avalan la decisión tomada por el Consejo de Gobierno de la CHS, para llevar a cabo la reducción de caudales en las acequias. También ha demandado los estudios que valoran el impacto medioambiental, y las repercusiones al sector agrario y económico que esta decisión puede tener. De la misma forma Huermur ha solicitado personarse en todos los expedientes de la CHS al respecto.

Autor entrada: HUERMUR

Deja un comentario