Huermur logra incoar BIC el entorno de la Fuensanta

La Consejería de Cultura ha acordado iniciar el expediente de modificación del Bien de Interés Cultural, tras la solicitud realizada por HUERMUR en 2016 y la investigación iniciada por el Defensor del Pueblo tras los retrasos del expediente.

El expediente que ahora se inicia reconoce el entorno del Santuario desde la Cresta del Gallo hasta la carretera de Santo Ángel a Algezares, incluyendo también la Fuente Santa, los conventos, la Casa del Labrador, la Casa del Cabildo, el Seminario de Verano, las cuestas de subida, el Vía Crucis y el Rosario.

El tesoro de la Virgen y su ajuar quedan protegidos en este expediente, que además reconoce como bienes integrantes del BIC las imágenes de la Virgen de la Fuensanta y el Niño, la media luna, el trono, así como el conjunto artístico de las obras realizadas para el santuario por Pedro Flores, González Moreno, Antonio Carrión y Nicolás Prados.

La Asociación para la Conservación de la Huerta y el Patrimonio de Murcia, HUERMUR, ha logrado la incoación del expediente de modificación del Monumento Nacional del Santuario de la Fuensanta, para su adecuación a la legislación vigente como Bien de Interés Cultural, y la tramitación de su necesario entorno de protección.

HUERMUR solicitó hace ahora dos años, en mayo del 2016, la modificación de este BIC, como reconoce la Resolución de la Dirección General de Bienes Culturales de la Consejería de Turismo y Cultura. A pesar de que la Ley de Patrimonio Cultural de la Región de Murcia marca que el plazo para acordar el inicio del trámite es de 6 meses, no ha sido hasta ahora cuando se ha firmado la necesaria orden de inicio.

Es por ello que la resolución de la CARM reconoce que la protección del entorno se retrotrae al 10 de noviembre de 2016, incoándose en dicha fecha por silencio administrativo. Esta falta de respuesta expresa y de inicio real del trámite llevó a HUERMUR a denunciar esta situación ante el Defensor del Pueblo, que inició una investigación recientemente, como anunció la asociación conservacionista.

Desde la asociación HUERMUR se destaca la importancia del trámite que se ha conocido ya que la protección del bien de interés cultural se extiende a su entorno geográfico, que queda delimitado según el plano incluido en el expediente, así como a las partes integrantes del monumento, pertenencias y accesorios, los bienes inmateriales y los bienes muebles que comprende y constituyen parte esencial de su historia.

La descripción incluida en la incoación del expediente recoge los elementos construidos en el entorno del Santuario de la Fuensanta que quedan protegidos desde este momento, como la propia Fuente Santa, la Cueva de la Cómica, la Casa del Labrador, el Monasterio de las Carmelitas Descalzas, el Seminario de Verano, los accesos y bancos, el Vía Crucis, el Rosario, además del trazado de la Cañada Real de Torreagüera que atraviesa el entorno.

En cuanto al entorno del Santuario, el expediente señala expresamente que “es importante considerar la zona como un paisaje cultural digno de ser protegido tal como lo establece el instrumento de Ratificación del Convenio Europeo del Paisaje”.

Conjunto artístico, tesoro y ajuar de la Virgen de la Fuensanta

La asociación HUERMUR celebra que la incoación de esta solicitud presentada en 2016 dé la máxima protección al conjunto artístico del Santuario de la Fuensanta, comenzando por la propia imagen de la Virgen, Patrona de Murcia, que queda bajo protección del BIC, así como de la imagen del Niño Jesús, la media luna, el trono, y los destacados elementos artísticos que adornan el Santuario desde mitad del siglo XX.

Desde HUERMUR señalan que “es un gran orgullo para todos los murcianos que el gran legado que suponen las obras pictóricas, escultóricas y los magníficos retablos tengan por fin la máxima protección expresa que permite la ley”, ya que “el legado que suponen las obras de Pedro Flores, González Moreno, Antonio Carrión y Nicolás Prados es un conjunto único que debe ser puesto de relieve en la protección del monumentoademás de otras piezas históricas, como las pinturas del siglo XVIII”.

Igualmente destacable es la referencia al ajuar de más de 20 mantos, y al tesoro de la Virgen custodiado en el Museo de la Catedral, incluidas las piezas recientemente recuperadas por la Guardia Civil y las que todavía continúan desaparecidas, que aparecen expresamente protegidas en la incoación.

Por último, desde la asociación HUERMUR esperan que este expediente no sufra nuevas dilaciones y que las administraciones públicas presenten toda su colaboración para conseguir la pronta declaración del BIC de la Fuensanta y que definitivamente quede protegido su entorno para “que todos los murcianos sientan como suyo, un paisaje único, singular y fundamental para la Huerta de Murcia”.

Autor entrada: HUERMUR

Deja un comentario