Huermur pide una mampara para proteger la muralla medieval del parking de La Glorieta

Huermur solicita al Ayuntamiento de Murcia la instalación de una mampara transparente en la muralla medieval ubicada en el parking subterráneo de la Glorieta de Murcia, para aislarla así de la elevada contaminación y de posibles actos vandálicos.

La asociación insta a que se tomen medidas para la efectiva conservación y preservación de este importante tramo de la muralla de la ciudad que actualmente está sufriendo los humos de los vehículos, el desgaste por el ambiente y roturas de sus materiales.

Huermur advierte de las malas condiciones de conservación de este Bien de Interés Cultural, por lo que va a solicitar a la Consejería de Cultura una inspección para valorar el estado actual de este monumento del que se han desprendido materiales y se están desgranando parte de sus muros.

La Asociación para la Conservación de la Huerta y el Patrimonio de Murcia (Huermur) insta al Ayuntamiento de Murcia a que proteja efectivamente el importante tramo de la muralla árabe del siglo XII-XIII que se ubica en los sótanos del conocido parking de la Glorieta de Murcia. Un fragmento de la antigua muralla medieval de la ciudad, formado por un tramo de la barbacana islámica del flanco meridional y un bastión de antemuralla, declarados Bien de Interés Cultural (BIC).

Huermur solicita la instalación de una mampara transparente de metacrilato o similar que aísle al monumento de la elevada contaminación del aparcamiento subterráneo y de posibles actos vandálicos que puedan dañar este importante tramo de la muralla medieval. El colectivo conservacionista pone como ejemplo la Estación de Metro de la Puerta del Sol en Madrid, o en el aparcamiento subterráneo de la Plaza de Oriente también en Madrid donde los restos arqueológicos han sido protegidos tras una mampara trasparente para aislarlos de la contaminación y de los daños.

Igualmente Huermur va a solicitar a la Consejería de Cultura una inspección para valorar el estado actual de este monumento del que se han desprendido materiales y se están desgranando parte de sus muros, como bien ha podido comprobar Huermur tras una visita a la muralla en el día de ayer, así como de la acumulación de hollín en el BIC.

De la misma forma Huermur instará a una propuesta de colocación de medidas de protección que aíslen al monumento de la situación actual, y solicitará a Cultura la comprobación de las obras realizadas recientemente para la colocación de piedras blancas y postes junto a los muros de la muralla medieval del siglo XII, así como pedirá copia de los permisos pertinentes.

Desde el colectivo conservacionista indican que a pesar de la limpieza que realizó el Ayuntamiento en el 2015 de este tramo de la muralla debido a la mala situación que presentaba, han pasado los años y la contaminación sobre el BIC es constante, por lo que hacen falta soluciones definitivas para aislarla de los gases contaminantes.

Por último, el presidente de Huermur Sergio Pacheco señala que: “Estamos ante uno de los pocos tramos monumentales que nos quedan de la antigua muralla medieval que protegía la ciudad, por lo que debemos velar por que se conserve debidamente, a pesar de que hace décadas se decidiera dejarla encajonada entre muros de hormigón y bajo un parking subterráneo”.

 

 

Autor entrada: HUERMUR

Deja un comentario