Huermur solicita una mayor protección para el Instituto Cascales y que regresen sus bienes

Huermur ha solicitado a la Consejería de Cultura que amplié el entorno de protección para este monumento, uno de los pocos de carácter civil que quedan en Murcia.

Igualmente Huermur ha solicitado el regreso inmediato del conjunto de lienzos del autor Vicente Inglés del siglo XVIII a su lugar de origen en el IES Cascales de Murcia, ya que actualmente se encuentran desplazados y descontextualizados.

La Asociación también ha instado a Cultura a que finalice de una vez por todas los trámites para la definitiva declaración del Instituto Cascales como Bien de Interés Cultural (BIC), y le advierte de los plazos de caducidad del expediente y de las posibles responsabilidades si llegara a caducar.

 

Fachada IES Cascales Murcia (Huermur)

 

La Asociación para la Conservación de la Huerta y el Patrimonio de Murcia (HUERMUR) ha presentado una batería de medidas ante la Consejería de Cultura de la Región de Murcia para aumentar la protección del antiguo Colegio de Teólogos de San Isidoro (actual Instituto Francisco Cascales) cuyos orígenes se remontan al siglo XVIII.

De esta forma y dentro del trámite de alegaciones concedido a Huermur, por ser parte personada e interesada en el procedimiento para la declaración del IES Cascales como Bien de Interés Cultural, la asociación conservacionista ha solicitado a Cultura que amplíe el raquítico entorno de protección que había propuesto para la incoación del BIC, ya que a criterio de Huermur resultaría insuficiente, inadecuado y no garantizaría la buena contemplación del monumento en algunas zonas, por lo que Huermur ha aportado un entorno mayor y que aseguraría la debida protección del BIC.

Igualmente Huermur ha solicitado que la Consejería de Cultura arbitre las medidas necesarias para que se lleve a cabo el regreso al Cascales de la colección pictórica de Vicente Inglés, datada en el siglo XVIII, ya que este es su lugar de origen y forman una parte integrante del histórico edificio. A día de hoy se encuentran desplazados y descontextualizados en el IES Alfonso X en la Avenida Juan de Borbón. Todo ello como bien indica la incoación del BIC publicada en el BORM e incluso la propia Real Academia de Bellas Artes de Santa María de la Arrixaca de Murcia en un informe que figura en el expediente.

Huermur también ha solicitado el regreso de todos aquellos bienes muebles que hayan sido trasladados del Antiguo Colegio de Teólogos de San Isidoro y que formen parte del mismo, por lo que le ha indicado a la Consejería de Cultura conocidos casos en el resto de España que podrían ser similares, como por ejemplo el caso del traslado de las obras de Sijena a su lugar de origen en Aragón, el conflicto de los bienes eclesiásticos de la Franja, o las esculturas del Pórtico de la Gloria.

En referencia a los bienes del interior del IES Francisco Cascales, como por ejemplo su patio central en ladrillo visto y arcos de medio punto entre pilastras toscanas, los pisos superiores, la escalera principal en mármol con barandilla abalaustrada en madera y zócalo de azulejo, así como los corredores y arcos de planta baja, y principalmente el salón de actos, el cual responde a la reforma realizada en 1906 para este uso en la antigua capilla del Colegio de Teólogos resuelto con lenguaje decorativo ecléctico, conserva la distribución de capillas laterales que abren al salón mediante arcos de medio punto, destacando, asimismo, la decoración del falso techo a modo de artesonado, por lo que Huermur ha solicitado una protección especial de los mismos para asegurar así su efectiva conservación y protección.

Por último Huermur ha instado a la Consejería de Cultura a que resuelva de una vez por todas el expediente para la declaración del Antiguo Colegio de Teólogos de San Isidoro en Murcia (actual IES Cascales) como Bien de Interés Cultural con la categoría de monumento, advirtiendo igualmente de los plazos de caducidad del procedimiento, de la necesidad de resolución del mismo y de las posibles responsabilidades si llegara a caducar. Todo ello para que Murcia tenga debidamente protegido uno de los pocos monumentos civiles que quedan del siglo XVIII.

Autor entrada: HUERMUR

Deja un comentario